El poder de las palabras

Las palabras no tan sólo representan nuestra experiencia, sino
que, a menudo, la «encuadran». Y lo hacen mostrando en primer
plano ciertos aspectos de la experiencia y dejando otros en la
sombra. Consideremos, por ejemplo, palabras conectivas como
«pero», «y» o «aunque»Algunas palabras «enmarcan» nuestras experiencias, colocando en primer plano ciertos aspectos de las mismas generan cambios de énfasis similares a los de las declaraciones anteriores, referentes a la climatología. Lo mismo sucede con las expresiones, observen esto:

1.-Deseo alcanzar mi objetivo, pero tengo un problema.
2.-Deseo alcanzar mi objetivo y tengo un problema.
3.-Deseo alcanzar mi objetivo, aunque tengo un problema.

Definitivamente yo en particular, y en este caso me quedo con la opción numero 3
(El poder de la palabra- Robert Dilts)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s